Es la época ideal para iniciar un viaje, ya que por fin han llegado las ansiadas vacaciones.

  1. Se obtienen un sinfín de beneficios cuando viajamos, sobre todo a nivel psicológico:
    Aumentamos nuestras ilusiones y emociones positivas, puesto que preparamos con ganas el viaje, tenemos nuevas expectativas…
  2. Disminuimos el estrés, centrándonos en el momento presente. Cuando viajamos dejamos de angustiarnos por las preocupaciones de nuestro pasado.
  3. Somos más felices y estamos más en contacto con nosotros mismos, llegando a autodescubrirnos más.
  4. Desarrollamos capacidades que con la monotonía de nuestra rutina tenemos más “dormidas”, como por ejemplo la creatividad, curiosidad, asertividad, empatía
  5. Nos volvemos más flexibles mentalmente, pues conocemos nuevas culturas y nos relacionamos con personas con pensamientos distintos.
  6. Segregamos más endorfinas, ya que aumentan el número de actividades placenteras que realizamos.

Yo ya lo hice, y tú ¿cuándo?

¡Sal de viaje!
Etiquetado en:                

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Concertar cita por Whatsapp